Se fortalecen espacios e iniciativas para la convivencia entre personas en proceso de reincorporación y comunidades

Foto: OIM Colombia

Durante 8 meses, 416 personas en proceso de reincorporación y 1.186 habitantes de 30 municipios han trabajado de la mano en un proceso de construcción de confianza y desarrollo para sus territorios. Esto, en el marco de un convenio implementado por la ARN y la OIM, con el apoyo del componente Farc-Ep del Consejo Nacional de Reincorporación (CNR).

El convenio tuvo como objetivo el fortalecimiento del tejido social en estas comunidades a través de la identificación conjunta y participativa de sus necesidades, intereses y potencialidades, entre otros, que aporten a la construcción de agendas de reincorporación comunitaria para el beneficio de los excombatientes y de todos los habitantes de los territorios donde se desarrolla el proceso de reincorporación.

Estas agendas buscan consolidarse como herramientas de planeación, implementación y seguimiento a corto, mediano y largo plazo de objetivos comunes de desarrollo territorial y construcción de paz de las comunidades y de los actores sociales en los lugares en los que se adelanta el proceso de reincorporación.

En el marco de este proceso, excombatientes y comunidades definieron el fortalecimiento de 30 iniciativas de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) impulsadas por el Gobierno nacional, entre ellas, la dotación para espacios deportivos y comunitarios, la entrega de insumos a Juntas de Acción Comunal e iniciativas comunitarias y la adecuación de infraestructura comunitaria.

Así mismo, se llevó a cabo el fortalecimiento de 30 espacios de cuidado, a través de la entrega de material didáctico y lúdico, dotación de mobiliario y equipos tecnológicos y electrodomésticos.

Muestra de ello es el mejoramiento de un parque biosaludable para niñas, niños, adolescentes y jóvenes del municipio de Tibú, en Norte de Santander. Este espacio está a disposición de los habitantes del antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Caño Indio, así como de la comunidad de la vereda. Allí podrán desarrollar actividades físicas, recreativas, de socialización, ocupación del tiempo libre, entre otras, que favorecen a la construcción de paz, al uso positivo del tiempo libre y a la convivencia en esta región del país.

Otro ejemplo se presenta  al sur del país, en el municipio de Puerto Asís, Putumayo, en donde las personas en proceso de reincorporación y los habitantes de las comunidades, optaron por la adecuación de un espacio físico que se convertirá en la Casa de la Memoria Histórica del Sur Oriente Putumayo ACSOMAYO Luis Melo Bastidas – Heiler Mosquera, la cual buscan se consolide como un espacio de intercambio histórico, cultural, artístico y formativo en procesos de memoria, verdad y paz.

«Como parte del compromiso del Gobierno nacional con el proceso de reincorporación, implementamos este convenio para facilitar espacios de encuentro y convivencia entre los excombatientes y sus vecinos. Estamos convencidos de que las comunidades son esenciales para generar un arraigo en la legalidad», señaló Andrés Stapper Segrera, director General de la ARN.

De esta forma, avanzan los compromisos pactados en el Conpes 3931 de 2018 y la política sectorial Paz con Legalidad, contribuyendo a la reincorporación comunitaria, a través del fortalecimiento del tejido social, la convivencia, la reconciliación, la construcción de lazos de confianza y la disminución de los estigmas hacia los exintegrantes de las Farc-Ep, sus familias y sus comunidades.

«El componente comunitario es un elemento fundamental para la estabilización de los territorios. Seguiremos apoyando los esfuerzos del Gobierno nacional para la reincorporación integral, a través de iniciativas que promuevan el fortalecimiento del tejido social y la convivencia», concluyó Ana Durán-Salvatierra, Jefe de Misión de OIM en Colombia.

Notas de prensa: Programa Prevención, Desmovilización y Reintegración (PDR) – OIM Colombia.