Proyecto «Integrándonos construimos futuro» genera progreso en Arauca

Foto: cortesía

A través de cada uno de los componentes del proyecto «Integrándonos construimos futuro«, de la Corporación el Minuto de Dios en alianza con el Consejo de Empresas Americanas CEA y su plataforma Hands for Change, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID y ACDI/VOCA, se han beneficiado varias comunidades en Arauca. En el componente de Inclusión Económica, se realizó la entrega a 67 de los 109 emprendimientos previstos. Dichas entregas se realizaron cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad del 14 al 29 de mayo de 2020, con una distribución por tipo de emprendimiento. Los emprendedores han manifestado su agradecimiento ante las entregas del capital semilla y aseguran que serán insumos determinantes para potenciar su negocio ante la pandemia.

Como consecuencia de lo anterior, se ha realizado una articulación con el SENA, donde se tiene previsto adelantar un proceso de formación virtual en protocolos de bioseguridad. Esta formación tendrá una duración de cuatro horas, a través de la red social WhatsApp para un grupo comprendido de 77 personas de nacionalidad colombiana y 16 personas venezolanas con Permiso Especial de Permanencia vigente.

En el componente de Salud Física y Mental, la implementación del enfoque DecidoSer, aplicado de la mano con el enfoque Metodológico de la Corporación Organización El Minuto de Dios, tuvo un cambio de narrativa de acuerdo a la aplicación del formulario Post-Intervención de KoboColletc, del 93,2% en los 107 participantes a los que fue aplicado este instrumento.

Su aplicación dio a conocer a los participantes un empoderamiento sobre sus situaciones y realidades, abordando el cuidado emocional, la acción sin daño, la inclusión social, que permitió encuentros donde se incentivó la confianza y el respeto por el otro, convirtiéndolos en agentes de cambios para su propias comunidades. Como el caso de Nancy Tibisay, migrante venezolana que reside en el asentamiento El Refugio y que durante el proceso con el programa se convirtió en una lideresa y promotora de la cultura llanera entre los niños, niñas, adolescentes y jóvenes del territorio, con la creación y promoción de espacios de música y folclor.