Profesor Jimmy García, creador de la primera Escuela de Robótica en el Chocó

Foto: OIM Colombia.

La Escuela de Robótica del Chocó, creada en 2016 bajo la dirección de Jimmy García Caicedo, y apoyada desde el 2019 por el Programa Inclusión para la Paz (IPA) -de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)- tiene como objetivo que niñas, niños, adolescentes y jóvenes del departamento fortalezcan sus competencias a través de la ciencia, la tecnología y la innovación, puedan resolver problemáticas de su entorno y se conviertan en agentes de cambio.

La ciencia, la tecnología y la innovación son herramientas que inciden en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de una región como la del Pacífico, ese es el hecho que motiva a Jimmy García Caicedo, ingeniero y presidente de la Corporación Centro de Innovación del Pacífico. “El profe Jimmy”, como le dicen cariñosamente las y los estudiantes de la Escuela de Robótica, es un quibdoseño enamorado de su tierra y de la idea arraigada de que junto a sus alumnos puede generar transformaciones en el territorio. 

Jimmy dice que “cuando uno sale del territorio, sabe que va a volver”. Y fue lejos de su región donde surgió la idea de la Escuela de Robótica. Avanzaba el 2011, cuando el profesor Jimmy se había radicado en Medellín y se desempeñaba como docente en un colegio de limitadas condiciones, no muy lejanas a los centros educativos de su natal Quibdó. Ahí recibió un kit de robótica donado por una organización civil y descubrió lo que es la robótica educativa. 

Cuatro años después, y luego de iniciar una formación en ciencia y tecnología con sus estudiantes, algunos de ellos lograron ingresar al programa Ser Pilo Paga, y Jimmy vio el resultado de horas de trabajo, de esfuerzos pedagógicos y de inversión de recursos propios. El profe estaba feliz. En medio de los logros en Medellín, reflexionó sobre las necesidades de su comunidad en el Pacífico colombiano, y decidió regresar con la idea crear la Escuela de Robótica del Chocó, que pertenecería al Centro de Innovación del Pacífico, un espacio de incubación de soluciones para la región, que hoy en día está presente en 11 municipios de los departamentos de Chocó, Valle del Cauca y Nariño. 

Esta Escuela, que cuenta con el apoyo del Programa de Inclusión para la Paz (IPA), cumple con una labor que ha permitido impulsar el liderazgo colectivo, ayudar a cerrar brechas de desigualdades y romper estereotipos y prejuicios arraigados en el departamento.

Nota de prensa: Inclusión para la Paz (IPA) – OIM Colombia.