Niñas, niños y jóvenes del barrio El Reposo recibieron 40 tabletas y un espacio de conectividad que mejorará su calidad educativa

Foto: JMD la voz

El viernes 13 de noviembre en el barrio El Reposo, ubicado en la zona norte de Quibdó, fue inaugurado un espacio educativo que contará con herramientas tecnológicas que tienen como objetivo fortalecer la educación de niñas, niños y jóvenes, que gracias a la donación de 40 tabletas por parte del Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR) de USAID y ACDI/VOCA, la Fundación ACDI/VOCA LA, Movistar y los usuarios de tuplús, el programa de fidelización de los Bancos Aval, quienes a través de un bono electrónico donaban sus puntos para esta iniciativa. Sumado a esto y con el fin de en robustecer la campaña, la Alcaldía de Quibdó de adecuó con Wi-Fi de un espacio en el Colegio Jorge Isaac Rodríguez Martínez, encontrarán oportunidades que aportarán a su crecimiento educativo que en la virtualidad ha presentado grandes retos en los territorios.

En este grupo de estudiantes beneficiados por este nuevo espacio se encuentran voces como la de Edward Córdoba y Kelly García, quienes apostándole a la educación y confiando en su territorio empiezan a cumplir sus sueños. 

Kelly hace parte del grupo de Innovation Girls de la Escuela de Robótica de Chocó, gracias a esto fue invitada por la NASA a conocer sus oficinas en Houston y además, junto a la Escuela ha participado en grandes eventos como el Mundial de Robótica en China en 2019 y continuará su proceso con la NASA, postergado debido a la pandemia, por ello continuará las actividades, de manera virtual, gracias a que recibirá una de las tabletas donadas durante el evento.

 Por otro lado, Edward Córdoba es un joven que gracias a su compromiso fue el mejor ICFES de su promoción, obteniendo así una beca en la Universidad Tecnológica del Chocó Diego Luis Córdoba (UTCH), pero que por falta de conectividad estable y herramientas, no tuvo la posibilidad de continuar su educación. Gracias a este nuevo espacio y herramientas digitales retomará su beca en Ingeniería en Teleinformática, ‘’Con la tablet y mi esfuerzo en los estudios podré terminar mi carrera y así tendré la posibilidad de verme como uno de los mejores profesionales en Quibdó, asegurando un mejor futuro para mi familia y con el tiempo podré convertirme en un ejemplo a seguir y así, tendré la oportunidad de enseñarle a los jóvenes que la educación es el camino para cumplir los sueños’’, concluyó Edward.

 Con esta actividad, el Rector del colegio y el Rector de la Universidad comentaron que este espacio es sin duda uno en el que el beneficio para la comunidad será valioso. “La educación es considerada para nosotros el eje transformador, y cuando miramos las realidades y oportunidades del Chocó, entendemos que la educación de calidad permite formar proyectos de vida, inteligencia emocional, actitud de grandeza y proactividad que guíen a los jóvenes, niñas y niños a tener claridad y conciencia a la hora de tomar decisiones’’, agregó Eduardo Halaby, Rector de la Institución Educativa Isaac Rodríguez.

 ‘’El enfoque que juega la educación en el departamento del Chocó es clave ya que dirige a los jóvenes en una apuesta que garantiza un horizonte claro y firme, que genere condiciones ideales para que su progreso personal, familiar y profesional se convierta en una herramienta clave, que permite erradicar del todo la violencia generando oportunidades para estos jóvenes que buscan garantizar una buena calidad de vida’’, informó  David Emilio Mosquera, rector de la Universidad Tecnológica del Choco Diego Luis Córdoba (UTCH).

Para los jóvenes del Chocó este será un espacio en el que fortalecerán sus capacidades educativas a través de herramientas digitales, que crean un espacio seguro y los impulsa a confiar en que la educación como el camino para cumplir sus sueños, sin tener que recurrir a la informalidad, lo cual es aquello que finalmente acelera los índices de violencia en el departamento.

Proveer herramientas a los jóvenes para acceder a la formación en tiempo de virtualidad se convierte en una importante oportunidad de aportar a la construcción del proyecto de vida de cada uno de los participantes, estas acciones finalmente impactan en la disminución de violencia y aporta a la seguridad y convivencia del municipio. El Reposo, es un sector donde menos del 10% de los jóvenes que terminan el bachillerato tiene acceso a educación técnica y profesional, esto termina convirtiéndolos en presa fácil de grupos a márgenes de la ley. Esta será una oportunidad para que los jóvenes del reposo re escriban su historia.