Emprendimientos de migrantes venezolanos que se reinventaron

El pasado 27 de junio, Día de las Mipyme, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), destacó las historias de dos emprendimientos de migrantes y refugiados venezolanos, que encontraron en medio de la pandemia, una forma de adaptarse. Historias inspiradoras que son ejemplo superación en medio de las adversidades.

«Jardín de Sabores» es un emprendimiento de repostería y pastelería saludable, propiedad de los esposos Abdul Hernández y Ana Quiroz, quienes se vieron afectados a causa de la pandemia: “Sufrimos un cambio radical ya que estábamos enfocados en vender mantecadas saludables y brownies de cacao de forma presencial a diferentes colegios y gimnasios del área metropolitana de Cúcuta”, afirma Abdul.

Sin embargo, Abdul y Ana no se dieron por vencidos y reinventaron la manera de comercializar sus productos, abriéndose a nuevos canales de promoción y distribución: “Decidimos ofrecer alternativas de postres a proveedores de desayunos sorpresa y ofrecimos repostería tradicional a conocidos y revendedores, para poder activar las ventas”, agrega Hernández.

Por otra parte, Karla, Marlos y Carlos Ereú, tres hermanos venezolanos con formación musical clásica radicados en Bogotá, integran el emprendimiento artístico «Ereú Brothers«, compuesto por un violín, un chelo y una viola.

“Somos una familia de músicos venezolanos que queremos que nos conozcan y nos abran un espacio para mostrarles nuestro show, aclamado en varias oportunidades en diferentes escenarios de Venezuela y en Bogotá”, explicó Karla Ereú, líder del trío musical que hasta hace unos meses se ganaba la vida gracias al aplauso del público. 

Sin embargo, con la llegada del COVID-19, sus  presentaciones y recitales de manera presencial disminuyeron, factor que impactó sustancialmente su emprendimiento. Aprovechando las cuentas de la agrupación en redes sociales, los hermanos vieron la oportunidad de abrirse a nuevas posibilidades y produjeron contenidos digitales, ofreciendo la enseñanza musical de manera virtual. A la fecha es una actividad que les ha permitido sobrellevar la crisis y salir adelante.

Ereú Brothers y Jardín de Sabores hacen parte de los 254 emprendimientos preseleccionados por el Programa de Estabilización Comunitaria de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la OIM. Actualmente reciben capacitaciones para fortalecer sus unidades productivas en temas como hábitos empresariales y proyecto de vida.

De esta manera, la OIM resalta  la importancia de generar oportunidades de desarrollo económico para refugiados y migrantes provenientes de Venezuela, a través del fortalecimiento de sus emprendimientos.

Fuente: OIM Colombia.