Emprendedores nacionales venezolanos siguen creciendo para transformar sus comunidades en Medellín

Foto: @joseaih

Después de un proceso de ocho meses, que incluyó capacitación para el fortalecimiento empresarial y la construcción de planes de negocio, 43 emprendimientos de nacionales venezolanos en Medellín, participantes del Programa de Estabilización Comunitaria (CSA) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la Organización Internacional de Migraciones (OIM) con el apoyo de Microempresas de Colombia, recibieron apoyo financiero para fortalecer sus unidades productivas con una inversión que supera los 180 millones de pesos.

Este proceso, que inició en abril de 2020 con 72 emprendimientos y 233 emprendedores nacionales venezolanos y de comunidades de acogida, incluyó un ciclo de formación empresarial en temas de mercadeo, gestión estratégica, administración y costos, además del componente psicosocial en el que se abordaron temas como proyecto de vida y pensamiento empresarial. A pesar de los desafíos generados por el COVID-19, las capacitaciones se adaptaron a la virtualidad para seguir adelante con el proceso de transformación de estas personas con ganas de crecer.

Posterior a la etapa de formación, los participantes presentaron sus propuestas ante un jurado que finalmente seleccionó a los emprendedores que entraron a la etapa de capitalización de sus emprendimientos. Desde hace casi tres meses, el Programa CSA ha entregado dotaciones para el fortalecimiento de las unidades productivas de estos emprendedores, y ha brindado capacitación técnica y acompañamiento psicosocial en la duración del proyecto en marzo 2021.

Para Egdelix Mujica, una beneficiaria del Programa CSA que llegó con su pareja desde Venezuela a la capital antioqueña en 2018, e inició su emprendimiento de carpintería, taller de aluminio y restauración de muebles La Vencedora, las ganas de salir adelante vencen el miedo y la espera misma. “Ya no somos emprendedores, somos empresarios, con visión, misión, cuaderno de contabilidad, planificación semanal, proyección a futuro y conocimientos en herramientas tecnológicas”.

Con esta apuesta, el Programa CSA aporta al mejoramiento de la calidad de vida de nacionales venezolanos, colombianos retornados, sus familias y de las comunidades de acogida, impulsando así su progreso en el territorio colombiano.

Por: Emergencia & Estabilización E&ES – OIM Colombia.