CLAP el colectivo juvenil del Meta que busca desestigmatizar su territorio

Foto: CLAP Producciones

La Asociación Colectivo Juvenil Cámara Luces Acción y Producción –CLAP Producciones-, de Puerto Rico – Meta, es un colectivo de jóvenes comprometidos con el crecimiento profesional quienes trabajan en pro del desarrollo de actividades que puedan aportar cambios positivos en el municipio, como lo es cambiar el estigma que se creó por el posconflicto.

Desde sus inicios CLAP Producciones se ha enfocado en la gestión y desarrollo de competencias audiovisuales y comunicativas con los jóvenes de distintas poblaciones del departamento del Meta, generando una amplia experiencia en procesos audiovisuales relacionados con la memoria histórica y el registro de procesos productivos exitosos.

Con una amplia experiencia en el trabajo en campo y en la producción audiovisual en distintos territorios y municipios de Colombia, muchos de ellos en zonas de conflicto o difícil acceso. Han desarrollado proyectos en zonas apartadas como Puerto Rico, Granada, Vista Hermosa, Barranco Colorado en el departamento del Meta, en los que su equipo de producción se ha desempeñado de manera destacada entendiendo las formas de trabajo con la población y el respeto por sus costumbres y culturas.

Desde sus inicios CLAP Producciones ha tenido el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDI/VOCA, con los que recibieron varias capacitaciones en torno a la importancia de la memoria histórica del municipio. En una segunda fase, también contaron con el acompañamiento del programa Territorios de Oportunidad quien aportó un profesional en medios audiovisuales y marketing digital para formar la escuela de comunicaciones que a pesar de las dificultades ha salido adelante.

«Queremos de todo corazón agradecerle mucho a estas entidades USAID, ACDI/VOCA y al programa Territorios de Oportunidad ya que sin ellos muchas de las cosas que tenemos y hemos logrado no hubieran sido posibles. Somos una familia de diferentes colores, razas, géneros, no discriminamos a nadie y esperamos ser reconocidos por el amor que nos genera esta labor», comenta uno de los jóvenes.