Banco de Bogotá usa energías limpias y sostenibles

En el marco de su estrategia de sostenibilidad y su compromiso con el cuidado y preservación del medioambiente, el Banco de Bogotá adelanta un completo programa de ecoeficiencia, que incluye el autoabastecimiento energético, con el fin de reducir los niveles de carbono resultantes de su operación con el uso de energías limpias y sostenibles, en diferentes sedes administrativas y oficinas bancarias a nivel nacional.  

La primera sede en contar con esta modalidad de energía renovable es la Dirección General de la entidad, ubicada en la capital del país, que hoy cuenta con más de 300 paneles que permiten reducir la emisión de CO2 en 50 toneladas equivalentes al año, correspondientes a la siembra de un bosque de 2.480 árboles. Para este año, el Banco de Bogotá tiene proyectado la instalación de paneles solares en otras sedes y oficinas en el país.   

“Estamos comprometidos con la mitigación del cambio climático a través de acciones innovadoras para la disminución y compensación de nuestros impactos directos e indirectos en el medio ambiente, que nos permitan alcanzar la excelencia operativa de forma sostenible. Por esta razón, sumamos a las diversas iniciativas que hemos desarrollado para aportar a este propósito, la implementación en nuestras oficinas del sistema de energía fotovoltaica, una fuente limpia e inagotable que nos permite contribuir a la disminución del consumo de energía eléctrica tradicional y reducir nuestras emisiones de CO2”, afirmó Isabel Cristina Martínez Coral, Vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos. 

El Banco de Bogotá adelanta un conjunto de iniciativas de ecoeficiencia orientadas a la disminución del consumo energético e hídrico. Además de la instalación del uso de energía renovable, se destacan las obras para la renovación de las sucursales bancarias con certificación Leed; un plan integral de movilidad sostenible para los colaboradores del banco; un parqueadero sostenible para la carga de vehículos eléctricos para uso gratuito de la ciudadanía en Bogotá que permite incentivar  medios alternativos de transporte;  así mismo, la entidad apoya la adaptación y mitigación del cambio climático con la línea de Desarrollo Sostenible y la emisión de Bonos Verdes, a través de los cuales financia la instalación de este tipo de tecnología limpia para los procesos productivos de sus clientes, al igual que diversos proyectos ambientales, y aporta en importantes programas de restauración ecológica en el país como la reforestación de la Amazonía, la recuperación del río Bogotá y la conservación de especies nativas en el Bosque Banco de Bogotá, donde la entidad cuenta con casi 30 mil árboles sembrados en la reserva biológica El Encenillo en Cundinamarca. 

La implementación de energías limpias hace parte de los proyectos de sostenibilidad que desarrolla el Banco de Bogotá, filial de Grupo Aval, en su compromiso con la preservación del medio ambiente y con la contribución al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ciudades y comunidades sostenibles y acción por el clima.